Google Nexus, dinamita android

Print Friendly, PDF & Email


Google no fabrica cacharrería (todavía, denle tiempo) y coquetea con los fabricantes en cada proyecto que quiere emprender. Comenzó hace un par de años con su terminal Google Nexus, que le valió una sonada demanda por plagio. Esta semana, con su Nexus4 ha volado por los aires la política de precios mundial.

Ya les he habldo en varias ocasiones del G1, el primer teléfono de la historia gobernado por Android. Google llegó a un acuerdo con HTC para su fabricación. Tras el G1, muchos otros terminales con Android aparecieron en el mercado, pero existen diferencias sutiles entre los hijos de Google y el resto. Para comenzar, suelen aparecer con alguna versión nueva de Android. En posteriores versiones, ellos serán los primeros en actualizarse. Y son las oficiales Android en estado puro, sin modificaciones o adaptaciones de fabricantes u operadores. Un plus de beneficios que asegura larga vida a los terminales Google.

Con HTC llegó también el segundo de la familia, envuelto en polémica por la elección de su nombre, Nexus One, que a la postre ha generado una saga. El nombre de Nexus aparece en la novela que sirvió de guión para Blade Runner. En ella, se llaman así los androides (vaya, a estos de Google les mola Philip K. Dick) que pretenden pasar por humanos. La familia del autor estimó que existía un uso claramente interesado de los personajes de la obra y demandó a Google.

Tras el One, Google cambió de fabricante, tomó aires nuevos y se embarcó con Samsung para llevar al público sus dos siguientes modelos: el Nexus S que apareció con Android Gingerbread y el Galaxy Nexus, con Ice Cream Sandwich. Aquí les dejo una foto de familia:

Con cada generación, Google marcaba el camino a seguir. Hace tan solo unos meses, mostraba al mundo su última apuesta: una tableta de 7 pulgadas apodada Nexus 7 (original, verdad?). Esta vez, el fabricante es Asus, conocido por sus equipos portátiles. La tableta pintaba muy bien, pero todos sabemos que la mayoría prefieren 10″. Era cuestión de tiempo y ya se conocen los datos del futuro iPad killer de Google: Nexus 10 (la saga va para largo). De nuevo con Samsung.

Todo se desarrolla como estaba previsto, y los modelos son bien recibidos por el mercado, pero Google ha querido dar una lección a los fabricantes. Ha hecho lo impensable: volar por los aires los precios de teléfonos de gama alta. Se ha aliado esta vez con LG y acaban de presentar hace escasos días uno de los mejores teléfonos del mundo, el Nexus 4. Sobresale en potencia, definición de pantalla, tamaño de la misma, de nuevo con la última versión disponible de Android (4,2) y con un puñado de innovaciones interesantes. Una de ellas, Photo Sphere, merece un video explicativo:

Si no se han quedado flipados es que ya están muy acostumbrados a la Enterprise. Pero siéntense, que no ha llegado lo mejor. Este teléfono está a la venta en Google Play por 299€. Gama alta a precio de gama media. Nadie esperaba este notición. Teléfonos sin el apadrinamiento de Google como el Galaxy S III están en la órbita de los 600€. ¿No es un torpedo en la mismísima linea de flotación?.

Con Google aprendemos todos y ahora el mercado debe encajar estos rangos de precios. Que les sea leve.



Deja tu comentario