SINUHE ,el egipcio


lacarab
Es uno de las primeras novelas que he leído y sin duda una de las que más huella ha dejado en mí. Escrita por el finlandés Mika Waltari en 1945, narra la vida de un médico egipcio, que queriendo ser médico de pobres acabó siendo médico de reyes.

Escrito en primera persona por un hombre viejo, derrotado y desterrado que pretende con ello purgar los pecados de su alma, porque creyendo hacer el bien colectivo no consiguió sino la desdicha de las personas que le rodeaban y le querían.

sinuheNos describe la vida y las intrigas políticas de la época de Akhenatón ,el faraón hereje, siendo el protagonista observador y analista involuntario de las ambiciones , debilidades y vicios de la sociedad en la que vive. Obligado a viajar por todo el mundo conocido, nos ofrece una visión de las diversas formas de vida que tenían los pueblos hitita, cretense y egipcio. La novela está escrita con un estilo descriptivo y narrativo que engancha al lector y a los egiptólogos, que alabaron la exactitud histórica del estilo de vida del antiguo Egipto.

Fue llevada al cine en 1954 por Michael Curtiz y protagonizada por Jean Simmons y Victor Mature y bien podría haber sido el precursor de la imagen de héroe desdichado que siempre acaba solo, como Spiderman, o podríamos ver también a don Quijote recorriendo reinos remotos con su criado Sancho. Hay frases del libro que no se olvidan tan fácilmente y que dan por si solas una visión global del mensaje oculto en el: “Todo vuelve a empezar y nada hay nuevo bajo el sol” “Lo que ha sido, será siempre”, aunque para mi, el ultimo párrafo del libro es el que mejor describe la intención ultima del narrador. “Porque yo, Sinuhé, soy un hombre y como tal he vivido en todos los que han existido antes que yo y viviré en todos los que existan después de mí. Viviré en las risas y en las lágrimas de los hombres, en sus pesares y en sus temores, en su bondad y en su maldad, en su debilidad y en su fuerza. Como hombre viviré eternamente en el hombre y por esta razón no necesito ofrendas sobre mi tumba ni inmortalidad para mi nombre. He aquí lo que ha escrito Sinuhé el egipcio, que vivió solitario todos los días de su vida”.

Léelo y no te arrepentirás.



Deja tu comentario